Tener un chef favorito es complicado y no puedo quedarme con uno solo porque han pasado muy buenos cocineros por el programa

¿Por qué decidiste presentarte al casting de ‘Top Chef’?
Me decidí presentarme al casting porque tenía ganas de ver hasta donde soy capaz de llegar en el mundo de la gastronomía y aparte por un reto personal.

¿Recuerdas tu primer día en el programa?
Pues la verdad lo recuerdo como si fuera ayer. Estaba bastante nervioso a la vez que muy contento por poder vivir la experiencia. Al ver los cocineros tan buenos que había me dije mí mismo: “madre mía donde te has metido” (risas).

¿Conocías a alguno de tus compañeros antes de entrar en el programa?
Conocía a Sergio Bastar de fórums gastronómicos, de notas de prensa y quién no conoce a Montse Estruch, una gran cocinera.

Y de las anteriores ediciones ¿conocías a alguno?
Pues la verdad es que no.

¿Viste las anteriores ediciones de ‘Top Chef’? ¿Cuál era tu chef favorito?
Sí que estaba enganchado al programa y me parecía una pasada. Tener un chef favorito es complicado y no puedo quedarme con uno solo porque han pasado muy buenos cocineros por el programa, pero me mojo un poco: de la primera edición Javi Esteve, un cocinero bastante completo; y Jesús Almagro, un gran chef. De la segunda edición me quedaría con David García por su humildad y profesionalidad, me gustan mucho; y con Fran Vicente, un cocinero versátil con mucho recorrido.

¿Qué prueba fue la más complicada hasta tu salida?
Las de grupo son difíciles porque te tienes que adaptar a varios compañeros a su forma de cocinar y personalidad, si me quedo con una prueba, la guerra de restaurantes fue un desastre. Creo que ese programa marco un antes y un después para todos nosotros.

¿Cuál crees que ha sido el mejor plato que has preparado en el concurso?
Yo creo que realice varios platos muy buenos, pero el que significó mucho para mí fue el del programa 5 en la última oportunidad, que tuvimos que trabajar con gominolas, conseguí sorprender al jurado, recibir sus felicitaciones y quedar como el mejor de los cinco platos.

Creo que aún tenía mucho que dar, pero por cosas que a veces se escapan a tu control te tienes que ir. A mí me costó días asumirlo.

¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de tu paso por el programa?
Lo mejor, vivir la experiencia conocer y compartir con grandes cocineros, saber que soy capaz de mucho más y todo lo que aún quedan por venir (risas). ¿Lo peor? salir del programa porque la verdad es que no me lo esperaba. Creo que aún tenía mucho que dar, pero por cosas que a veces se escapan a tu control te tienes que ir. A mí me costó días asumirlo.

¿Con qué compañero te plantearías montar un restaurante en equipo? (Risas) primero intentaría montar uno propio ya llevo muchos años trabajando para los demás y es complicado no poder hacer todo lo que te gustaría, pero seguramente con cualquiera de mis compañeros lo podría valorar.

¿Sigues en contacto con algún compañero de TOP CHEF?
Con todos tengo una buena relación.

¿Cómo definirías, brevemente, a Alberto Chicote, Paco Roncero y Susi Díaz?
Como unos grandes profesionales tanto dentro y fuera de la cocina. Son unos muy buenos cocineros conocerlos en persona ha sido un placer y no son tan duros como parecen (risas). De verdad, son muy buenos en lo que hacen, sus palabras siempre son coherentes y con respeto, saben de lo que hablan y también lo pasan mal cuando te tienen que echar, pero es así el concurso. Sus palabras, tanto las buenas como las malas, me servirán mucho.

¿Te reconocen por la calle tras tu paso por TOP CHEF?
Si, la verdad que bastante más de lo que me esperaba. Es bueno recibir el cariño de personas que no conoces y que se alegran por ti de forma sincera. Eso es bueno y te anima a seguir creciendo cada día como cocinero y como persona. Ser fiel a lo que haces y apostar por ello.